Fanshawe

27 agosto 2009

MONÓLOGO DEL FILETE:

STEAKLOCK:

Él me había avergonzado, y perjudicado en medio millón,
se rió de las vacas locas, se burló de mi cornamenta. Despreció
a mi rebaño, desbarató mis solomillos, enfrió a los carnívoros
y enardeció a los vegetarianos. ¿Cuál es su razón? Soy un filete. ¿Acaso
un filete no tiene ternilla? ¿Un filete no tiene venas, grasas, tendones,
proporciones, sensaciones, afecciones, pasiones? ¿No es sazonado con
la misma sal y pimienta, herido con los mismos cuchillos,
sujeto a los mismos males, curado por iguales remedios,
recalentado y macerado por iguales verano e invierno que
una verdura? Si nos pincháis poco hechos, ¿no sangramos?
Si nos pasáis, ¿no estamos duros? ¿vuestro mojo picón
no nos mata? Si somos similares en todo, también nos pareceremos en esto.
Si un filete ofende a un calabacín, ¿cuál es su humildad?
La venganza. Si un calabacín ofende a un filete, ¿cuál debería ser su
actitud, por el ejemplo vegetal? La venganza. La villanía que me
enseñáis será difícil, pero ejecutaré perfectamente
vuestras instrucciones.

Fanshawe

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: