Iván Mazón (IV)

27 agosto 2009

DIARIO DE UN MEDALLÓN DE TERNERA

“¡Nazis y nazas!

¡HAIL! ¡HAILA!

¡He oido hablar de algo llamado escalope!

¡De san jacobos y de filetes de contra
de lomo, de pollo…!

¡EMBUTIDOS! ¡EMBUTIDOS!

¡Carne de cerdo y de animales infames!

¡INFERIORES!

Y digo: ¡BASTA!

¡BASTA! ¡BASTA!

¡El ario debe comer carne aria!

¡Para criar carne aria!

¡übercarne!

¡Rabadilla y solomillo!

¡Rabadilla y solomillo!

¡Rabadilla y solomillo!

¡Rabadilla y solomil…”

¡Click! La radio dejó de emitir.

<<¿Qué voy a hacer ahora?>> resonó en el cuarto. Un ático oscuro y alquilado, sin muebles. <<¡Dios mio! ¿Que voy a hacer ahora?>> Repitió, y comenzó a llorar. Los caseros, sentados en unas butacas rojas en el piso de abajo, oyeron sollozos durante largo rato, sollozos lastimeros y ridiculos grititos desesperados. Jadeos espásticos de un alma que se rompía, un alma que estaba irremediablemente sola. Tanto que el casero, un filete de rabadilla de pura cepa, supuso la verdad y avisó a las autoridades.

Iván Mazón (El gotico)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: